5 Pasos para evitar infecciones y dejar tu piel como nueva, luego de una herida

Las lesiones son comunes en cualquier actividad que realizamos, pero no debemos minimizarlas y exponerlas a riesgos de infecciones. Con cuidados simples podemos darles el tratamiento adecuado y que dejar la piel sin evidencia de ellas, ni cicatrices.


Con el aumento de las temperaturas, llegan también las actividades deportivas, salidas con amigos, la ropa ligera y los descuidos al exponerse a lesiones. Y una herida no tiene el porqué frenar nuestros planes con sus complicaciones o dolores agregados.

La piel es el órgano más extenso y visible en el cuerpo humano, el encargado de protegernos ante las infecciones bacterianas y de darnos miles de sensaciones nerviosas, por ello buscamos a toda costa evitar su desgaste y la aparición de cicatrices.

Lograr una limpieza y cicatrización rápida y efectiva puede ser muy simple si se toman los cuidados apropiados.

Las heridas poseen diferentes características, dependiendo de su causa. Pueden ser hematomas, producidas por golpes, cuando la hemorragia se concentra bajo la piel; quemaduras, originadas por la exposición al calor; raspaduras generadas debido a la fricción de la piel con un elemento externo; o heridas punzantes, creadas con elementos filosos que ocasionan una hemorragia externa.

Las heridas punzantes son las que normalmente alarman más al afectado y pueden ser foco de infección debido a la exposición a agentes externos. Su gravedad se evalúa según su grosor y extensión. Cuando la herida es abierta o se ocasiona por un elemento contaminado, como el hierro o acero oxidado es necesario consultar a un médico y que este determine la necesidad de vacuna antitetánica o puntos de sutura.

Las lesiones más superficiales, si bien pueden tratarse de forma doméstica, no deben descuidarse por el riesgo de infecciones o una mala cicatrización. Por ello nos enfocaremos en unos sencillos pasos para su cuidado, utilizando productos que pueden hallarse en cualquier sucursal de Punto Farma:

Limpieza:

Al generarse el corte es primordial acudir a lavar la herida con agua y jabón para controlar el brote de sangre, lograr que este disminuya y eliminar suciedad que se haya adherido a la piel. Los jabones protex poseen una gama de productos según la preferencia del usuario, para esta aplicación puede utilizarse Protex Limpieza Profunda o Protex Aloe Vera.

Desinfección:

Es importante utilizar un buen producto para limpiar a profundidad el corte y asegurarse de que bacterias del elemento punzante no penetren a través de la piel.

El agua oxigenada Gaesa en todas sus presentaciones (Líquidas y cremosas) generan un buen efecto desinfectante, al igual que el alcohol pero sin ocasionar ardor en la zona. Puede aplicarse con el uso de algodones.

Los algodones Zigzag Punto Farma se presentan en forma de rollos que evitan que el material se adhiera a la herida, generando molestias.

Protección:

Las llagas tienden a estar muy húmedas y generar infecciones ya que la suciedad se adhiere a la piel, o incluso ocasionan que las gasas se peguen a la herida evitando una cicatrización rápida y generando dolor al intentar retirarlas. Al mantener la herida seca se logra una recuperación más cómoda y sencilla.

La rifocina logra un efecto protector a la zona y evita que se humedezca constantemente. La Rifamicina SV con Sal Sódica es indolora y puede aplicarse con un algodón o en spray al momento de la curación y luego de cada baño.

Cuidado Diario:

Al realizar el primer tratamiento a la herida se deben utilizar gasas para proteger la zona abierta de agentes externos infecciosos. Pero con la cicatrización diaria su uso se puede ir disminuyendo hasta ya no ser necesarias. Para ello un paquete de Vendas Crepon Cemer serían más que suficientes.

En el proceso se puede contar con el jabón Protex ya mencionado y la rifocina hasta que esta cicatrice totalmente.

Cicatrización:

Muchas veces, aún con los cuidados diarios, las lesiones tienden a dejar marcas en la piel, sean cicatrices palpables o manchas generadas por las costras, por suerte, la línea de Cicatricure Gel elimina esas molestias con aplicaciones diarias dependiendo de la magnitud de la herida.