Alergias de primavera ¿Cómo evitarlas? Todo lo que tenés que saber.

Llega una hermosa estación en la que abundan las flores, el clima mejora, el sol empieza a quedarse más tiempo, pero lastimosamente también es una época en la que las consultas por alergias aumentan considerablemente.


Las alergias primaverales pueden convertir esta maravillosa estación en una auténtica pesadilla en la que reinan los ojos llorosos, las narices goteantes y los picores de garganta, la urticaria y afecciones de piel. Y los principales agentes causales de las alergias en primavera es el polen de algunas plantas y los ácaros del polvo, que aunque están presentes todo el año, encuentran en la primavera unas condiciones de temperatura y humedad excelentes para crecer.

Alrededor de un 20% de las personas están sensibilizadas a algún tipo de polen, a los árboles y las plantas que causan problemas alérgicos durante la primavera. Por este motivo es ideal reducir la exposición a alérgenos.

Bloqueador

   
  •  Los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los estornudos, la picazón, el catarro y los ojos llorosos.
  •  Los descongestionantes orales como la pseudoefedrina, como la contenida en Supraler, pueden brindar un alivio temporario de la congestión nasal.
  • Los aerosoles pueden aliviar los síntomas de la alergia y no tienen efectos secundarios graves, pero son más eficaces cuando comienzas a usarlos antes de que comiencen los síntomas. Los descongestionantes también vienen en aerosoles nasales, como INHALAN® PLUS Fluticasona Propionato Oximetazolina Clorhidrato. Usar los descongestionantes nasales solo durante unos pocos días consecutivos y consultar con tu doctor. Otra opción que te ofrecemos es  Aerostan® 50mg - Suspensión nasal spray frasco.
  • Algunos medicamentos para la alergia combinan un antihistamínico con un descongestionante. Algunos ejemplos son:
    • Analer: Tratamiento sintomático de rinitis alérgica, rinitis vasomotora, conjuntivitis alérgica, reacciones alérgicas a medicamentos o alimentos, picaduras de insectos, dermatitis atópica, dermatitis por contacto. Conjuntamente con otras medidas, en el manejo de las reacciones alérgicas graves.

    • Cortiprex: Este medicamento está indicado en el tratamiento de desórdenes endocrinos, respiratorios, hematológicos, oftálmicos y reumáticos. Es también utilizado en enfermedades dermatológicas, neoplásicas y del colágeno, en tratamientos de alergias y otros desórdenes en el que el uso de glucocorticoides adrenales es beneficioso.

    • Allegra D: La fexofenadina es un antihistamínico que se usa para aliviar síntomas de las alergias tales como ojos llorosos, secreción nasal, comezón en nariz/ojos, estornudos, ronchas y comezón en el cuerpo. Actúa inhibiendo la acción de cierta sustancia natural (histamina) que su organismo produce durante una reacción alérgica.

    • Alergina: La Cetirizina tiene acción prolongada y selectiva sobre los receptores periféricos cutáneos H1. Inhibe la formación de pápula inducida por la histamina, impide la migración de eosinófilos y reduce la difusión de proteínas. Se utiliza la Cetirizina para el tratamiento de los síntomas alérgicos provocados por diversas sustancias alergénicas. Difiere de los antihistamínicos de primera generación por presentar una peculiar acción de no atravesar la barrera hematoencefálica y tener reducida penetración en el S.N.C. No presenta efectos adversos como sedación ni sequedad de boca.

    • Loraller® D:  Loratadina 5 mg Pseudoefedrina Sulfato A.R. 120 mg - Caja de 10 cápsulas de acción retardada, generalmente indicada para congestión rino-sinusal de origen alérgico y no específico. Resfriado común. Rinitis aguda y vasomotora. Sinusitis. Faringitis.

    • Loción Dermafar: Como las alergias también se manifiestan en la piel, te proponemos esta loción que es un antialergico, suavizante, humectante y antiséptico. Ideal para urticaria, tratamiento sintomático del prurito , picaduras de insectos eritemas solar, sudamina, salpullidos.

 

Pero lo primero siempre es obtener un diagnóstico específico por parte de un especialista alergólogo. Ello nos ayudará a reconocer qué nos produce alergia y, a partir de ahí, podremos entender mejor tanto la causa del problema como sus circunstancias, lo que nos ayudará a prevenir los síntomas.